Durante el confinamiento decidimos hacer un estudio sobre las barreras que impiden a las personas denunciar un caso de violencia de género que está ocurriendo en su vecindario, del que os hicimos participes a través de un formulario online. En situación de confinamiento, los casos de violencia de género sufrieron un aumento, por lo que más de una persona pudo ser testigo de estas situaciones en su entorno…..

Anteriormente muchas campañas de concienciación han intentado sensibilizar a la población sobre la responsabilidad de actuar en casos de violencia de género. Sin embargo, gracias a las Ciencias del Comportamiento humano, es bien sabido que existen diferentes barreras que lo dificultan. Desde el Centro Iguala decidimos identificar esas barreras por las cuales no intervenimos ante una situación de violencia de genero a pesar de estar en contra de esta problemática… y curiosamente el miedo a posibles represalias (por parte del agresor, de la víctima…) no era la barrera principal.

Los resultados que encontramos podrían ser de gran utilidad para diseñar campañas de concienciación, así como estrategias de actuación, que contribuyan a la lucha social contra esta lacra. Es muy importante que estos hallazgos conseguidos con tanto esfuerzo y tiempo dedicados, sean útiles para la población y las administraciones públicas, con las que debemos trabajar de la mano para conseguir los grandes objetivos que la eliminación de la violencia de género presenta.

Publicación del estudio en una revista Internacional: Violence Against Women Journal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies